vista aerea del puerto de Valencia

España forma parte del Consejo de la OMI en sucesivos períodos desde 1973.

España ha presentado su candidatura a la reelección como miembro del Consejo de la Organización Marítima Internacional (OMI), coincidiendo con la efeméride del quinto centenario del inicio de la primera vuelta al mundo y con la intención de seguir siendo parte del grupo de los diez Estados con los mayores intereses en el comercio marítimo internacional.

El Consejo es elegido por la Asamblea por un plazo de dos años que, en este caso, corresponden al período que va de 2020 a 2021, y, a pesar de que todos los miembros del Consejo tienen el mismo estatus, se han ido configurando una serie de categorías en relación con la relevancia de cada país en la gobernanza marítima internacional.

Desde 1973, España ha venido formando parte de su Consejo en sucesivos periodos. Desde el año 2001, en concreto, viene desempeñando las funciones de miembro del Consejo en la categoría B, que agrupa a los diez estados con los mayores intereses en el comercio marítimo internacional.

Toda vez que la OMI ha ido adquiriendo cada vez una mayor relevancia desde el punto de vista político y diplomático, así como en la adopción de estrategias y normas aplicables internacionalmente sobre transporte marítimo o contaminación marina, sería importante para España seguir estando en el grupo que tiene una mayor presencia activa en la toma de decisiones.