España y Francia han suscrito esta semana un memorando para impulsar conjuntamente la conducción automatizada y conectada, herramienta que, a juicio de las autoridades, mejora la movilidad, la seguridad y la accesibilidad.

Con este convenio, España y Francia aúnan esfuerzos en la consecución de una mayor interoperabilidad de los sistemas y de normativa en ámbitos como el desarrollo de usos en el ámbito de la movilidad compartida, el transporte de mercancías y la logística, la adaptación de la regulación y de las infraestructuras a las nuevas formas de movilidad conectada y la introducción de sistemas de comunicación cooperativos y de conectividad 5G en el transporte.

De igual manera, la firma del memorando permitirá la cooperación entre los distintos proyectos de investigación en marcha y facilitará la realización de pruebas trasfronterizas de conducción autónoma.

Estas iniciativas permitirá nonfigurar una visión compartida para el futuro de los vehículos automatizados y conectados que contribuirá a la elaboración del marco europeo e internacional en este ámbito, toda vez que la DGT ha desarrollado ya un marco normativo que ampara las pruebas o ensayos de investigación con vehículos de conducción automatizada en vías abiertas al tráfico en general.

Por otra parte, también es crucial para el desarrollo de la conducción autónoma alcanzar la cobertura ininterrumpida 5G en las principales vías de comunicación para 2025.