peaje camión semirremolque cisterna Cepsa

Los peajes encadenan tres años consecutivos de subidas.

A partir del próximo 1 de enero está previsto que suban los peajes en todas las vías de pago existentes en España, salvo en las rescatadas por Fomento, así como en los dos tramos que revertirán al Estado con el comienzo de 2020, en un 0,84%.

De este modo, los incrementos en los peajes encadenan tres años consecutivos al alza, aunque para el próximo 2020 menor que la registada en 2017 y 2018, años en los que se incrementó un 1,67% y 1,91%, respectivamente.

Esta situación se da en un contexto en el que los desvíos de los vehículos pesados a estas vías está creciendo con fuerza, de tal modo que ha crecido un 13,67% en agosto, hasta colocarse en los 2.785 vehículos pesados que han utilizado de media cada día las autopistas de peaje españolas durante el octavo mes del presente ejercicio.

El incremento de los peajes preocupa de manera especial en aquellas regiones en que las autopistas vertebran casi de manera exclusiva las conexiones, como es el caso de Galicia, en el que, a juicio de Fegatramer, constituye «un paso más en el empobrecimiento de la comunidad» que, además, se une a situaciones como la de los transportistas del carbón derivada del posible cierre de Endesa, y a otras incertidumbres por la situación de empresas de la región como Alcoa, Ence, Celsa, Megasa o Ferroatlántica, entre otras

A juicio de los transportistas gallegos, la AP-9 pasará el año que viene a ser la más cara de España, con un incremento para 2020 del 0,84%, más un 1% por la ampliación del puente de Rande , circunvalación de Santiago y el área de peaje Sigueiro y, además, un 0,8% por la gratuidad en el viaje de vuelta en el día en el eje Vigo-Pontevedra para los conductores de vehículos ligeros que paguen con telepeaje, con lo que la subida llega a ser de un 2,64%, un 1,8% más que en el resto de las autopistas estatales.

Según los cálculos de la federación gallega, por ejemplo, los camiones que circulen entre Vigo y La Coruña pagarán 36,35 euros por 160 kilómetros, es decir 0,23 cts/km.