Camiones parados en la carretera

El informe elaborado por un grupo de expertos que se ha entregado al comisario europeo de Transporte Siim Kallas, propone la apertura gradual del mercado de transporte de mercancías por carretera en la UE para conseguir más flexibilidad y competitividad en los mercados nacionales.

«La apertura gradual del mercado de transporte doméstico de mercancías debe considerarse como un paso clave para completar el Área Única de Transporte Europeo«, concluye el informe.

Desde la Comisión Europea se ha indicado que el objetivo final de estas recomendaciones es el de conseguir mejoras que provoquen un mayor beneficio económico, social y medioambiental en la red de transporte de mercancías.

El informe trata con profundidad las operaciones de cabotaje dentro de la Unión y propone una «flexible y gradual» apertura del mercado, acompañada de medidas que aseguren la viabilidad de las leyes laborales de los mercados nacionales.

Algunas de las medidas pasan por «asegurar unas condiciones justas en la competencia«, hacer que «las operaciones de cabotaje no unidas al transporte internacional apliquen las mismas leyes laborales que sus competidores locales» o «innovar el transporte por carretera para conseguir más eficiencia y sostenibilidad«.

Kallas ha explicado que el informe aporta «unas bases muy útiles para reflexionar y alimentar el trabajo que actualmente está desarrollando la Comisión sobre la situación del mercado de transporte por carretera«.

El comisario añadió sobre el estudio que «será particularmente útil para alcanzar más crecimiento y competitividad«.

La Comisión Europea ha aprovechado también para anunciar la inversión de 64,6 millones de euros para el programa Marco Polo II durante el año 2012.

Esta cantidad se destinará a reducir los atascos en el transporte de mercancías y a mejorar la situación medioambiental del sistema de transporte y el transporte intermodal.

La convocatoria de este año financiará principalmente proyectos dirigidos al transporte marítimo de corta distancia (SSS), al ferroviario y al realizado por vías navegables.

El programa ya lleva invertidos 450 millones de euros en su segunda fase que empezó en 2007 y terminará en 2013.