inversion-inmologistica-nave-en-construccion

La competencia existente entre proyectos inmologísticos implica una cierta presión a la baja sobre las rentas.

La explosión del mercado inmologístico español, que acumula ya varios años de fuertes incrementos, está generando un aumento de la oferta de inmuebles nuevos para actividades logísticas que va a suponer la salida al mercado, de manera controlada, de proyectos en diversas zonas del país a lo largo del presente 2019 y del próximo 2020.

Este incremento de la oferta de inmuebles, especialmente perceptible en diversas zonas del entorno de Madrid y en la Comunidad Valenciana, suele acompasarse a la evolución de una oferta que permite, si bien no con la inmediatez que se daba el pasado 2018, contar con inquilinos en los proyectos ejecutados a riesgo en plazos que no suelen superar los seis meses.

En este escenario que anticipa un cierto cambio de tendencia en el mercado inmologístico español, los promotores se ven obligados, como por otra parte es habitual, a elegir con tiento, tanto dónde ejecutan sus proyectos como el tipo de nave que requiere cada actuación, teniendo en cuenta si la zona está colmatada con otros proyectos ya en marcha, algo que marca una fuerte competencia.

También en el caso en que se apueste por nuevas áreas de desarrollo, esta circunstancia tiende a encarecer la operación, ya que a medida que pasa el tiempo sin encontrar inquilinos se incrementa la presión a la baja sobre las rentas.

Precisamente esta es una de las variables a la que el sector logístico es especialmente y que se está tratando de solventar ‘jugando’ con los períodos de carencia de los contratos de alquiler, como elemento fundamental para rentabilizar actuaciones a riesgo en un mercado cada vez más competitivo.