El ROTT comienza a "negociarse" en febrero.

La simplicidad del sistema actual permite al autónomo hacer frente a sus obligaciones fiscales sin contratar a terceros.

La Federación Nacional de Transporte por Carretera, Fetransa, ha trasladado a los portavoces del Partido Popular en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados su preocupación por la reducción de la cifra máxima de cotización, establecida en 125.000 euros para 2016 y 2017, y que con el nuevo reglamento pasaría a situarse en los 75.000 en 2018.

Esta medida afecta a más de 20.000 profesionales autónomos que se acogen a este tipo de cotización ya que la gran mayoría no podría hacerlo con las nuevas cifras propuestas. Por ello, la Federación defiende el mantenimiento del actual sistema y su límite de facturación para evitar la pérdida de puestos de trabajo.

En concreto, la reducción de la base dejaría fuera de esta opción a la totalidad de los autónomos del transporte pesado, con las graves consecuencias que esto supondría , ya que abriría la puerta a la entrada de empresas deslocalizadas fuera de España.

Además, la Federación ha recordado que la simplicidad del sistema actual permite al autónomo hacer frente a sus obligaciones fiscales sin la necesidad de acudir a complejos procesos que de otro modo, tendrían que ser contratados a terceros.

La reunión mantenida se enmarca dentro de la ronda de entrevistas que ha iniciado Fetransa para mostrar a los grupos políticos su posición sobre esta modificación y su incidencia en el sector del transporte. Los representantes de Hacienda se han comprometido a trasladar las propuestas a su grupo en el Senado, ya que el plazo para realizar enmiendas en el Congreso ha finalizado.