Air France Cargo avión

El pasado día 28, los pilotos galos han decidido poner fin a la huelga iniciada el día 15 de septiembre, tras la decisión de la compañía de suspender el proyecto de desarrollo de su filial de bajo coste Transavia en Europa.

Sin embargo, tal y como ha informado la aerolínea, algunos vuelos han permanecido cancelados durante el lunes 29 de septiembre, ya que se está reanudando gradualmente su programa de vuelos, después de dos semanas de paros en los que se ha visto obligada a cancelar una media del 50% de sus servicios.

Además, Air France ha advertido de que todavía pueden producirse cambios de última hora aparte de interrupciones en el tráfico. Así, la aerolínea espera que la situación «vuelva a la normalidad» en los próximos dos o tres días, debido a las limitaciones operativas y declaraciones.

Al haber permanecido parados por un tiempo prolongado, los aviones requieren comprobaciones obligatorias antes de reanudar las operaciones. Asimismo, aviones y tripulaciones deben volver a situarse en todas las bases de Air France y tener sus períodos de descanso legales antes de llevar a cabo vuelos de regreso.

Fin de la huelga

El pasado domingo 28 de septiembre, los pilotos de la compañía han decidido poner fin a una huelga de dos semanas que le ha costado a la aerolínea más de 280 millones de euros.

Los pilotos iniciaron la huelga en un esfuerzo por obligar a la aerolínea a revisar sus planes para expandir su unidad de bajo costo Transavia, temiendo que el proyecto pudiese erosionar sus propios salarios y condiciones laborales.

Sin embargo, en los últimos días enfrentaban una creciente presión para regresar a sus labores e incluso el primer ministro de Francia, Manuel Valls, acusó el viernes 26 de septiembre de «egoísmo» a los pilotos.

«Es nuestro deber con el sindicato que representamos saber cuándo se pone fin a una huelga, cuándo saber que no habrá ningún progreso», ha declarado el principal sindicato de pilotos de Air France, SNPL. «Estamos pidiéndole a los pilotos que sigan volando, a sabiendas de que las tensiones son inevitables, para permitir que el clima se calme», ha agregado.

Después de que la huelga haya sido suspendida, Air France ha afirmado que planea acelerar el desarrollo de Transavia, algo que cree que es vital para el bienestar de la sociedad en un momento en que las compañías aéreas de bajo costo se están consolidando en toda Europa. «Este final del conflicto refuerza la determinación de la compañía en su modelo económico», ha asegurado Air France en un comunicado. La firma añadió que el proyecto creará 1.000 puestos de trabajo en Francia, entre ellos 250 para pilotos.