Terminal ferroviaria en Noatum Bilbao

La conexión permitirá transportar en tren las mercancías que salen del puerto.

El estudio informativo correspondiente a la primera fase de la variante sur ferroviaria de Bilbao, que permitirá transportar en tren las mercancías que salen del puerto y trasladarlas hacia otras zonas de la península o de Europa, ya está finalizado.

El documento plantea dos alternativas. La primera de ellas, con un trazado de más de 12 kilómetros, discurriría soterrada prácticamente en su totalidad, según recoge el diario Deia, mientras que la segunda opción propone la construcción de un puente de 124 metros sobre el río Castaños y la segunda se inclina por el soterramiento por debajo del mismo.

Se trata del mayor impacto de la variante en el medio ambiente de las 30 actuaciones que se efectuarán, pues la primera alternativa requeriría desviar unos 100 metros del río para la construcción de la galería. El proyecto, en cualquier caso, cuenta con el beneplácito de la Agencia Vasca del Agua.

Aunque no está clara la alternativa que  se seleccionará, y que ambas tienen un coste similar, cercano a los 500 millones de euros, la mayor parte de los municipios consultados apuestan por la construcción del puente.

La variante garantizará el futuro y la competitividad del puerto de Bilbao, que desde 2012 ha registrado un aumento del 65% en el tráfico de mercancías y un 58% en el de contenedores.

Asimismo, alejará el tránsito diario de mercancías de las poblaciones cercanas, quedando además conectada a la red ferroviaria de alta velocidad.

Desde los partidos de Bildu y Podemos, se han opuesto a este proyecto, negando la necesidad de esta infraestructura.