CCOO considera insuficiente este plan.

El Gobierno quiere completar el Plan del Servicio Postal Universal con un nuevo contrato regulador.

En un nuevo intento por intentar atajar el intenso calendario de movilizaciones que llevan a cabo los trabajadores de Correos, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha vuelto a comprometerse, esta vez en el Congreso de los Diputados, en “poner fin a la larga situación de interinidad heredada” e impulsar un Plan de Prestación del Servicio Postal Universal.

El ministro ha afirmado, en este mismo sentido, que el Gobierno va a impulsar, además del Plan, el correspondiente contrato regulador para su aprobación por el Consejo de Ministros, con la intención de dar una solución definitiva, por lo que entre los objetivos que se plantea está aprobar el Plan antes referido lo antes posible para ofrecer una mayor seguridad tanto a la propia empresa, como a usuarios y a trabajadores.

Según ha declarado el propio Ábalos, el plan «está siendo estudiado por la Comisión Europea para verificar su adecuación a la normativa comunitaria” y, consecuentemente, Fomento está a la espera de un pronunciamiento de Bruselas para iniciar la tramitación reglamentaria.

Al tiempo, esta misma semana el sindicato Comisiones Obreras ha seguido con su ronda de contactos con los grupos parlamentarios. Tras su reunión con el Grupo Socialista, y ante su petición de más tiempo para solucionar la situación del operador postal público, los representantes sindicales han exigido al PSOE que asuma «los compromisos adquiridos cuando respaldaba las propuestas sindicales en la oposición».