El Ministerio de Fomento, ante una pregunta del diputado socialista Antonio Trevín, ha confirmado que propuso a la comisión intergubernamental hispano-francesa, la puesta en marcha de la línea de la autopista del mar de Vigo al Grupo Suardíaz, según ha informado el periódico digital El Comercio.

El diputado asturiano ha planteado, “la posibilidad de confirmar o negar por el Ministerio de Fomento, sobre si ha existido invitación a alguna empresa para que plantee una oferta para la explotación de una autopista del mar entre Vigo y Saint Nazaire”.

Ante esta cuestión, el Gobierno ha respondido que los tráficos de la autopista del mar Vigo-Saint Nazaire, «son adicionales a los operados por el operador logístico de Gefco para el Grupo PSA-Citroënde manera que los coches y mercancías de la factoría viguesa son cruciales para cumplir las exigencias que impone el concurso para la explotación de la autopista del mar».

El Ejecutivo ha añadido que «debido a esta alta dependencia de la autopista del mar con el operador logístico del Grupo PSA, no es posible separar a la naviera adjudicataria del concurso con Gefco de la explotadora de la autopista del mar Vigo-Saint Nazaire».

Finalmente Fomento, ha aclarado que «la naviera que ganase los tráficos de PSA Citroën de Vigo era la única que tenía la posibilidad de poner en marcha la autopista del mar y este operador marítimo ha resultado ser Suardíaz», que «ha aceptado el reto de impulsar la autopista del mar, a propuesta de la comisión intergubernamental hispano-francesa, que regula el concurso público, y de la Comisión Europea».

Este proyecto, que cuenta con una subvención de 30 millones de euros, acumula un retraso de cuatro años, tras el rechazo inicial de la naviera adjudicataria del servicio, Acciona Trasmediterránea. Tanto Francia como España, tienen previsto que la autopista del mar de Vigo esté en servicio para 2014.