El ministerio de Fomento contará en breve con una «Unidad de Logística» adscrita al secretario de Estado de Infraestructuras y Transportes, Rafael Catalá, cuyo objetivo será elaborar antes del próximo mes de julio el mapa logístico español. Así lo ha confirmado la ministra de Fomento, Ana Pastor, durante su intervención en el Foro organizado por CincoDías este martes en Madrid.

Según Pastor, el motivo de la creación de esta nueva estructura en su ministerio se debe a que “la logística es clave en el transporte de mercancías”. Además, también se va a constituir una comisión de expertos con todos los sectores implicados para que “pongan sobre la mesa todas las necesidades logísticas del país”. Según la ministra en esta comisión estarán sectores tan importantes para la economía española como la automoción o la petroquímica.

Ana Pastor ha englobado la importancia logística de España en unión con el sistema portuario dado que los “puertos son auténticos nodos logísticos ya que el 90% del comercio internacional de España se mueve por vía marítima”. Los puertos tienen “mucha importancia para el desarrollo económico ya que la posición estratégica de grandes zonas y ciudades de España se apoya en gran medida sobre un determinado puerto”, ha dicho.

Crecimiento de los tráficos portuarios

La titular de Fomento no ha perdido la oportunidad de ensalzar la buena marcha de la actividad portuaria “con tráficos que están creciendo al 6,5% en tasa interanual, y la mercancía general al 10,8%, sustentado fundamentalmente en los tráficos de tránsito y de exportación”. En su opinión, el auge de los tráficos de tránsito es “buen indicador de la alta competitividad de los puertos y, sobre todo, del papel que jugamos en Europa y todo el mundo”.

En cuanto a los tráficos portuarios de exportación ha destacado que también están creciendo más de un 51% respecto al inicio de la crisis lo que significa, “que la competitividad de la economía española productiva está siendo ya un hecho palpable”. Por último, la ministra ha apuntado que las previsiones económicas de cierre de ejercicio de Puertos del Estado son de un superavit de 160 millones de euros, dato que ya adelantó el presidente de este organismo, José Llorca, hace unas semanas durante su comparencia en la Comisión de Fomento del Congreso.

Más operadores y poner en valor a Renfe

Por lo que se refiere al sector ferroviario, Ana Pastor ha vuelto a señalar lo ya expresado en multitud de ocasiones en otros foros y eventos a los que suele asistir. Así, respecto al proyecto de liberalización ferroviaria, ha insistido que persigue que haya más operadores ferroviarios, poner en valor a Renfe Operadora, optimizar la infraestructura actual, racionalizar la oferta de servicio a la demanda real del país y, por último, “potenciar un sistema de transporte ferroviario de mercancías eficaz”.

Foro-Cinco-Dias-con-la-ministra-Ana-Pastor

Para Pastor “no nos podemos permitir tener un modelo de mercancías como el actual que da pérdidas todos los años y que, además, no alcanza ni una cuota del 4% de mercado en estos momentos”.

No obstante, la ministra ha reconocido que esta poca participación se debe a que no existe una buena combinación con el sector logístico, porque la cadena logística no funciona en muchos casos, se han puesto trabas excesivas para que la iniciativa privada pueda tener locomotoras para poder trasladar material, no se ha mejorado la conexión con los puertos o que no puedan operar trenes de 750 metros. En este punto, la responsable ha asegurado que “estamos trabajando con los técnicos de Adif para que estos trenes puedan ser una realidad en unos meses”.

En definitiva, la reforma propuesta por el Gobierno persigue hacer del ferroviario un “sector eficiente, sostenible y de calidad porque con el modelo actual se ha demostrado que no es posible hacerlo”. Por ello, la liberalización “lejos de parecer un riesgo es una fuente de oportunidades para todos”.

En cuanto a Renfe, Pastor insiste en que mantendrá su condición de operador público de referencia “como un gran operador internacional”, por lo que debe prepararse para afrontar estos retos y ser “competitivo y eficiente”. Una vez más, ha asegurado que las cuatro sociedades en las que se divide la compañía (pasajeros, mercancías y logística, mantenimiento y fabricación y gestión de activos y material rodante) deben estar lista antes del 31 de julio. “El gran reto es resolver los problemas estructurales dela compañía y convertirla en un operador internacional moderno y rentable”.

Un plan para hacer viable a Iberia

En relación al sector aéreo, la ministra lo ha calificado como “estratégico” en términos de conectividad social y ha reconocido que la coyuntura internacional del sector se está “transmitiendo a nuestro país”. En cuanto al conflicto que vive Iberia con su plan de reestructuración, la ministra entiende que en la actual situación, «España no se puede permitir un conflicto en un sector tan estratégico como es el sector aéreo para el país».

En este asunto, cada parte “tiene que saber cuál es su papel” y esto pasa por comprender que “las compañías tienen que ser viables”. Sin embargo, Pastor cree necesario que cualquier reestructuración se tiene que conciliar con los intereses de España como país y de ahí que «vamos a ayudar para que los planes para la compañía sean de futuro y garanticen las rutas estratégicas con Sudamérica, con Europa y los vuelos domésticos para garantizar la conectividad”.

Respecto a Barajas, la posibilidad de que deje de ser un gran hub implica “que la inversión de 6.000 millones de euros hecha no se pueda pagar”, ha asegurado Pastor.  Por todo ello, ha reclamado “responsabilidad a todas las partes para que lleguen al mejor acuerdo para la viabilidad de la compañía”.

Tasas competitivas, pero con las que no se cubren costes 

Tampoco se ha olvidado de responder indirectamente a la Comisión Europea por la posible sanción por la subida de tasas que aplicó España en 2012. Nuestras tarifas aeroportuarias, ha dicho Pastor, “son de las más competitivas de Europa, pero con ellas solo se cubrían apenas el 63% de los costes totales por lo que o se subía el marco tarifario para cubrir costes o los aeropuertos los pagábamos con los impuestos de todos los españoles”. Además, la ministra se ha sorprendido de que nadie hable de la congelación de las tasas de navegación aérea y la tasa de ruta.