Peaje en la autopista de Barcelona

Fomento retrasa el plan de desvío voluntario a las autopistas de peaje.

El plan de desvío voluntario a las autopistas de peaje, proyectado por el Gobierno para sacar a los vehículos pesados de las carreteras con más tráfico y que iba a entrar en vigor este miércoles 1 de julio, sufrirá un retraso en su puesta en marcha, puesto que antes debe ser aprobado en Consejo de Ministros.

Así lo ha señalado la ministra de Fomento, Ana Pastor, durante su intervención en unas jornadas organizadas por la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid.

Para la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), el Ministerio de Fomento se retracta así de sus compromisos con el sector del transporte de mercancías por carretera «una vez más». Además, según señalan los transportistas, en el propio Ministerio desconocen en qué Consejo de Ministros se aprobará “el acuerdo correspondiente”.

Desde el CETM también recuerdan que la secretaria general de Transportes, Carmen Librero, confirmó en el transcurso de la Asamblea General de la organización, el pasado 26 de junio, que dicho plan entraría en funcionamiento el 1 de julio, como experiencia piloto, finalizando el 30 de noviembre.

En este contexto, desde la Confederación han manifestado su «malestar y absoluto rechazo» ante este injustificado retraso, principalmente por dos motivos.

El primero es que los transportistas no han sido «ni consultados ni apercibidos de esta medida por ningún responsable de Fomento», por lo que, «como en otras ocasiones», se han enterado por los medios de comunicación, razón por la que se sienten «relegados y ninguneados».

Desagradable sorpresa

Por otro lado, desde el CETM señalan que «no es de recibo que un acuerdo que tantos esfuerzos ha costado conseguir, sufra este retraso, fruto de la imprevisión de Fomento«, recordando que ha sido el sector el que ha conseguido que esta medida tenga carácter voluntario, y no obligatorio como en un principio pretendía el Ministerio.

Previsiblemente, «muchos de nuestros asociados se encontrarán mañana con la desagradable sorpresa de tener que realizar el pago completo del peaje», sin descuento alguno, lo que provocará enfados «que solo deberán tener como destinatario de los mismos a la ministra de Fomento», afirman desde la Confederación.