Según informa CETM, con datos procedentes de la Iru, esta misma semana, Francia ha actualizado las normas de entrada para los conductores profesionales que lleguen desde Reino Unido.

Tal y como ha podido conocer la CETM a través de la IRU, a partir de este pasado 31 de mayo deberán presentar una declaración jurada de ausencia de síntomas del covid-19.

De igual manera, los chóferes también estarán obligados a cumplimentar el Certificado Europeo para los Trabajadores del Transporte Internacional que figura en el Anexo III de las Vías Verdes).

Aunque no existe obligación de presentar una prueba negativa o que realicen un período de aislamiento, cabe destacar que es probable que las autoridades francesas realicen controles aleatorios para comprobar que se cumplen estos requisitos administrativos.

Así mismo, por otra parte, las autoridades galas aún mantienen el toque de queda que, a partir del 9 de junio se establecerá entre las once de la noche y las seis de la madrugada, y que se mantendrá hasta el 30 de junio cuando la medida llegue a su fin.

Sin embargo, los conductores profesionales pueden seguir realizando su actividad durante este período del toque de queda, como ha sucedido durante todo el desarrollo de la pandemia.