Transporte por carretera en Francia

Los trabajadores desplazados en Francia deben presentar una declaración de desplazamiento previa.

La Administración francesa no cobrará, por el momento, la tasa de 40 euros para la certificación de desplazamiento de los trabajadores extranjeros desplazados al país galo que se reguló oficialmente el pasado mes de mayo en el Boletín Oficial de la República francesa.

Según consta en la página web creada por el Gobierno francés para la inscripción de trabajadores desplazados, el pago de la tasa de 40 euros por cada asalariado no será aplicable temporalmente y no entrará en vigor en el futuro próximo por razones legales y técnicas, según recoge la asociación murciana Froet.

Esta medida habría afectado a trabajadores asalariados del transporte por carretera que realizasen cualquier servicio de transporte internacional con origen o destino en Francia.

La Administración gala implantó esta tasa para compensar los costes del establecimiento del sistema telemático de declaración y control de trabajadores desplazados en el país.

Las leyes francesas establecen que los trabajadores extranjeros que vayan a realizar cualquier trabajo en este país deberán presentar una declaración de desplazamiento con anterioridad a los servicios de inspección laboral del lugar en el que vayan a prestar sus servicios, para que si las autoridades lo consideran oportuno, puedan comprobar que a estos trabajadores extranjeros se les aplican las leyes laborales francesas, particularmente en aspectos como el salario mínimo y los tiempos de trabajo.