Las autoridades francesas tiene previsto empezar a aplicar la norma europea que limita el tráfico transfronterizo dentro de la Unión Europea a 40 toneladas a partir del próximo 1 de enero, según ha informado Froet.

A este respecto se ha publicado oficialmente el pasado 31 de julio, un decreto para aclarar la normativa gala en este aspecto y adaptarla a la Directiva europea sobre pesos y dimensiones.

Como indica la patronal murciana del transporte, esta norma confirma que el peso máximo total autorizado de un vehículo articulado con más de cuatro ejes está limitado a 40 toneladas.

Así mismo, también se prevé una excepción para el transporte nacional y para ciertos tramos de carreteras, en las operaciones de transporte combinado, donde el peso máximo no excederá de 44 toneladas y se establece una sanción por incumplimiento de estas disposiciones de 750 euros por tonelada de sobrepeso.

Además, Froet indica que el principio de responsabilidad compartida se aplica en caso de sobrecarga, ya que los Estados miembros pueden responsabilizar al cargador y al transportista en caso de sobrepeso.