A lo largo del año 2021, Fred. Olsen Express ha trasladado a más de 2,6 millones de pasajeros a través de sus seis rutas operativas en las Islas Canarias. La cifra se sitúa aún lejos de los 3.500.000 de viajeros de 2019, pero ya muestran signos de mejora en la conectividad del archipiélago.

La naviera ha invertido en el último lustro 187 millones de euros para la renovación de su flota, con la adquisición de cuatro embarcaciones de última generación, con el fin de seguir ganando en eficiencia y mejorando la sostenibilidad de sus trayectos.

En concreto, desde 2017 ha puesto en servicio los catamaranes ‘Benchi Express’ y ‘Betancuria Express’ y, recientemente, los trimaranes ‘Bajamar Express’ y ‘Bañaderos Express’. El ‘Benchi Express’, que supuso una inversión de tres millones, cubre desde el verano de 2017 la ruta interna de La Gomera y ha transportado a unas 186.000 personas, si bien en la actualidad se encuentra fuera de servicio por la escasa demanda.

En cuanto al ‘Betancuria Express’, en el que la naviera invirtió 44 millones, ha movilizado desde 2018 a 1.241.000 pasajeros y en este momento está asignado a la ruta entre Las Palmas de Gran Canaria y Morro Jable, en Fuerteventura.

Por su parte, los trimaranes ‘Bajamar Express’ y ‘Bañaderos Express’, que llegaron a Canarias en 2020 y 2021, han requerido una inversión de más de 140 millones y han trasladado ya a 597.000 pasajeros. Se trata de buques de alta velocidad que ofrecen tres ejes de apoyo sobre el mar, lo que supone un salto de calidad en la experiencia del pasajero.

Además, son más respetuosos con el medio ambiente, puesto que ofrecen mejoras significativas en la optimización de combustible y han sido construidos con estructuras más ligeras y materiales sostenibles, incorporando avances significativos en términos de accesibilidad. Otra de sus innovaciones es el uso del ‘Big Data‘ para adaptar la navegación a las condiciones meteorológicas en cada viaje.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px