Crucero Balmoral de Fred Olsen

Crucero 'Balmoral' de Fred Olsen.

El próximo jueves 24 de julio, un barco de la naviera Fred Olsen volverá a hacer escala en el puerto de Gijón desde que el último lo hiciera en 2010. Se trata del crucero ‘Balmoral’, que cuenta con 218 m. de eslora, y que llegará con 1.350 pasajeros y 510 tripulantes, siendo la mayor parte de los cruceristas de nacionalidad británica.

El buque, procedente de Bilbao y con destino Guernsey, llegará a Gijón a las 8.00 h y partirá a las 17.00 h. Para aprovechar estas nueve horas, el puerto ha propuesto a la naviera una gran variedad de excursiones que permitirá a los pasajeros disfrutar de los destinos turísticos más emblemáticos de Asturias.

Además, los cruceristas que prefieran visitar la ciudad de Gijón de manera independiente, podrán hacerlo utilizando el servicio de lanzaderas que Gijón Turismo pone a su disposición con salidas regulares desde el Nuevo Muelle Norte de el puerto de Gijón hasta el centro de la ciudad.

Gijón se vuelca con los cruceros

La positiva evolución del tráfico de cruceros en el puerto de Gijón ha hecho que crezca el número de visitantes a la ciudad y con ello, el interés y la implicación de los agentes integrantes del Grupo de Trabajo de Cruceros del puerto de Gijón.

Por ello, empresas y asociaciones como Unión de Comerciantes y Gijón Turismo, ofrecerán información detallada a los turistas de los descuentos y condiciones especiales de los que pueden beneficiarse en la ciudad.

Además, en la promoción del turismo en Gijón participan numerosas organizaciones, como la Asociación Mercado Ecológico y Artesano de Gijón, que traerá, como hizo en anteriores escalas, una muestra de artesanía local a un pequeño mercado ubicado a costado de buque, que también cuenta con un taller artesano.

Con este, son cuatro los cruceros recibidos en el puerto de Gijón en el año 2014. Será el único que lo haga en temporada estival, ya que por los itinerarios en los que se incluye Gijón como puerto de escala, la afluencia de cruceros se concentra principalmente en la primavera y el otoño, cuando las navieras reposicionan sus buques hacia el Mediterráneo.