Los tráficos de mercancías en el Estrecho viven una creciente pujanza tras el cierre que se produjo como consecuencia de la pandemia, de cara a recuperar cierta normalidad en unos tránsitos de cada vez mayor importancia por volúmenes.

En este contexto, la naviera alemana FRS fue la primera en reactivar las conexiones marítimas desde el puerto de Motril, el pasado mes de marzo pasado con la línea que enlaza el enclave nazarí con el puerto de Melilla, a la que asignó el fast ferry ‘Tarifa Jet’.

Ahora, transcurridos casi dos meses desde su reactivación y ante el buen comportamiento que está teniendo a pesar de lo scierres perimetrales vigentes en Andalucía y Melilla para controlar la crisis sanitaria, el grupo naviero ha subido su apuesta por esta línea y ha colocado en la ruta de forma permanente el ‘HSC Algeciras Jet’.

El ‘HSC Algeciras Jet’ es un buque de alta de capacidad para 428 pasajeros y 52 vehículos que puede alcanzar una velocidad máxima de 35 nudos, lo que permite realizar el viaje en tres horas y 45 minutos.

Desde su puesta en funcionamiento, la línea ha transportado 1.616 pasajeros y 652 turismos. FRS tiene llegada a Motril desde Melilla los viernes y salida hacia la ciudad autónoma los domingos por la tarde.