Desde hace varios meses, la empresa de logística automovilística delega en tres operadores privados el transporte ferroviario de automóviles en el conjunto del territorio francés con destino a Europa, creando de esta forma su propio plan de transporte ferroviario.

Tras efectuar una selección de operadores ferroviarios basándose en criterios económicos y de cobertura regional para reagruparlos por zonas geográficas, confió el centro y el este de Francia a Euro Cargo Rail, filial de DB Schenker Rail, mientras que el sur era para Europorte Francia, filial de Eurotunnel y el norte y oeste a Colas Rail, filial del Grupo Bouygues. La asociación de redes y competencias de estos tres operadores se llevó a cabo de  acuerdo con  Réseau Ferré de France (RFF).

La primera ventaja de esta adaptación fue operacional, ya que los tiempos de entrega son respetados. De esta manera, el trayecto Sochaux-Calais se realiza en una media de 26 horas, es decir, alrededor de cinco días menos que antes.

El conjunto de trenes está dedicado a Gefco, lo que equivale a 150 trenes por semana que permiten el transporte de 500.000 vehículos que salen de la fábrica cada año. La compañía prevé un objetivo de 250 trenes por semana.

El control del plan de transporte implica por un lado conocer en tiempo real las cantidades de vehículos a trasladar, así como los lugares de destino según los puntos de partida, y por otro lado controlar los horarios de salida y llegada de los trenes.

Esto permitirá coordinar las diferentes compañías ferroviarias y asegurar una tasa de relleno óptima para rentabilizar el dispositivo.

Se ha desarrollado un programa informático específico para la gestión de este proyecto. Bautizado bajo el nombre de «Geri» (Gefco Rail Interface), esta herramienta permite a partir de los documentos descargados, seguir de cerca la composición de los trenes y el seguimiento de los vagones.

De esta manera, Gefco se convierte en el único operador logístico que tiene y controla un plan ferroviario a gran escala.

Este plan de transporte garantizará el uso continuo de ferrocarriles para el transporte de automóviles.  El transporte en vagones individuales, elemento esencial del programa, responde también a los objetivos del Grupo en cuanto a desarrollo sostenible.