Gerardo Cuerva ha sido reelegido en la Asamblea General electoral como presidente de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa, Cepyme, un cargo que ocupará durante los próximos cuatro años.

Cuerva, que es ingeniero industrial y consejero delegado del Grupo Cuerva, sustituyó a principios de 2019 a Antonio Garamendi, que había sido nombrado presidente de la CEOE.

Inició su trayectoria en el mundo de las organizaciones empresariales en noviembre de 2006, con su elección como presidente de la Confederación Granadina de Empresarios, CGE. También es presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Granada, y de la Asociación de Pequeñas Empresas Distribuidoras de Electricidad.

Ahora, seguirá trabajando para hacer de España un país competitivo, con pequeñas empresas solventes y con empresas medianas capaces de competir en mercados globales.

Así, ha insistido en la necesidad de rebajar la presión fiscal que pesa sobre las empresas, reducir las cotizaciones, acometer una reforma laboral centrada en la productividad y la flexibilidad, luchar contra la morosidad, reducir la burocracia y eliminar las barreras que penalizan el crecimiento de las empresas.