La certificación ISO 14001 confirma que GLS Spain tiene un sólido sistema de gestión ambiental. Con ello se pretende reducir las emisiones contaminantes y el desgaste de recursos, utilizar más las energías renovables y optimizar la gestión de residuos. La norma ISO 14001 es el estándar de mayor relevancia de la gestión ambiental en las empresas y es considerada como sello de calidad para clientes.

La empresa paquetera promueve la protección del medio ambiente a través de diversas medidas como, por ejemplo, la formación a los conductores sobre conducción eficiente para ahorrar combustible.

Adicionalmente los clientes de la compañía tienen la posibilidad de obtener sus facturas de manera electrónica accediendo a un área de acceso personalizada. Con esta medida se ahorran miles de hojas de papel cada año.

Protección medioambiental

Ya en 2008 el grupo GLS, que opera en toda Europa, lanzó su programa ambiental Think-Green. Desde entonces, la empresa valora significativamente el concepto de sostenibilidad y por ello ha implantado en sus nuevas construcciones paneles fotovoltaicos y sistemas alternativos de calefacción y aire acondicionado. GLS dispone en Europa de nueve delegaciones y dos hubs ecológicos.

El grupo, además, reduce las emisiones de efecto invernadero: las rutas se optimizan consecuentemente, los vehículos tienen una alta eficiencia de aprovechamiento de su capacidad y son de baja emisión. 

La política de sostenibilidad se revisa periódicamente mediante balances medioambientales. El método aplicado para el cálculo de las emisiones corresponde Norma ISO 14064-1 y el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero.

Calidad Certificada

Junto con la certificación medioambiental, GLS Spain también obtuvo la certificación ISO 9001 por su sistema de gestión de calidad. Mediante revisiones establecidas periódicamente, GLS supervisa el cumplimiento de sus procesos y lleva a cabo auditorias de manera regular en todas las delegaciones.

Otro factor para el desarrollo positivo está en la conexión con la red europea del grupo. Muchas empresas internacionales de la industria textil y de calzado envían con GLS. En 2012, sólo el volumen de paquetes de exportación creció un 20%.