El Reino Unido ha decidido ampliar la suspensión durante otro año más la aplicación de su euroviñeta, la ‘HGV Levy’, hasta el 31 de julio de 2022.

Con esta decisión, las autoridades británicas pretenden ayudar a los esfuerzos de recuperación de la pandemia y apoyar al sector del transporte, que, según reseña Froet de fuentes gubernamentales del país, «ha sido fundamental para mantener el país en movimiento y juega un papel clave en el apoyo a la recuperación y el crecimiento de nuestra economía».

El Gobierno del Reino Unido actúa así para aliviar la carga de impuestos al sector del transporte tras las dificultades que padecidas durante la pandemia.

De hecho, el cobro de la tasa ya estaba suspendido en el último año y ahora, durante este nuevo período de suspensión no se necesita adquirir la tasa cuando se accede al Reino Unido, aunque el sitio web de la tasa seguirá estando disponible para revisar y actualizar los detalles de su cuenta.

Esta tasa para camiones se cobra a todos los vehículos de más de doce toneladas de MMA en circulación por el archipiélago británico, desde el el 1 de abril de 2014, en línea con las tasas de la Unión Europea y está destinada que los vehículos pesados extranjeros que utilicen la red de carreteras del país contribuyan a los costes de mantenimiento de las carreteras que utilizan.