El puerto de Tenerife ha vuelto a convertirse en un enlace para el transbordo de mercancías entre América, África y Europa, pues Grimaldi Lines ya ha reiniciado sus conexiones entre los tres continentes tras el paréntesis obligado por el Covid-19.

El primero en llegar ha sido el buque Grande San Paolo, de 213 metros de eslora y 56.738 toneladas de registro bruto. Atracó este martes 14 de julio en la terminal marítima de Boluda para descargar 420 contenedores, que embarcarán en otros buques para su traslado hasta la costa occidental africana.

Concretamente, será en el Grande Dakar y en el Grande Tema. El primero llegará el día 20 de julio y llevará parte de esta carga a los puertos de Lagos, Cotonou, Tema y Abiyán, mientas que el segundo atracará el 29 de julio para trasladar el resto de la mercancía. Ambos serán consignados por Miller y Cía y se desplazarán hasta Tenerife desde el puerto de Amberes, tras una escala en Casablanca.

Con una flota de más de 100 buques, Grimaldi suministra servicios de transporte marítimo de carga rodante y contenedores entre el norte de Europa, el Mediterráneo, el Mar Báltico, África Occidental y América del Sur.