savona-terminal-auto

La terminal es una de las principales puertas de acceso para los nuevos vehículos que viajan hacia y desde Europa.

El Grupo Grimaldi ha adquirido el 100% del accionariado de la agencia y transitario Marittima Spedizioni, que tiene el control total de Savona Terminal Auto, con una concesión en el puerto de la Savona para el tráfico ro-ro y ro-pax cuyo plazo se extiende hasta el año 2041.

El terminalista ha iniciado recientemente las obras de ampliación de sus instalaciones, en las que invertirá ocho millones de euros. Con un tráfico de unos 250.000 vehículos al año y una capacidad de almacenamiento de más de 6.000 unidades, cuenta con una superficie de casi 110.000 m² y opera unos 750 buques anuales.

La terminal del puerto italiano de Savona, a unos 50 kilómetros de Génova, es actualmente una de las principales puertas de acceso para los nuevos vehículos que viajan hacia y desde Europa.

De forma regular, llegan hasta ella embarcaciones de Grimaldi, tanto ‘car carriers‘ como unidades ro-pax. El volumen de tráfico que ha registrado la naviera en el último año refleja un constante crecimiento, lo que ha impulsado a los socios a decidirse por la venta, considerando que se trata de una decisión que beneficiará a ambas partes.