El Grupo Moldtrans ha incorporado un nuevo embalaje ecológico a su división de servicios de embalaje, MoldCover, caracterizado por su resistencia, sus propiedades aislantes y por ser totalmente reciclable.

El operador estima que este nuevo embalaje permite optimizar la distribución de productos de una gran variedad de sectores.

Según datos del sector a nivel internacional, hasta un 11% de las mercancías recibidas en los centros de distribución han sufrido daños durante el transporte, a menudo por un embalaje inadecuado. En el 4% de los casos, la mercancía queda inservible y es necesario un nuevo envío, lo cual multiplica los costes y dilata los plazos de entrega, además de aumentar el impacto ambiental del transporte de mercancías.

MoldCover se basa en el material logiterm ecofriendly, un aislante isotérmico que evita los cambios bruscos de temperatura durante el transporte. Es propicio para productos sensibles a las oscilaciones térmicas, evitando en muchos casos la necesidad de usar contenedores con temperatura controlada. También es resistente a la tracción y a los rayos UV para mayor protección.

Fabricado con polietileno, un material totalmente reciclable y reutilizable en un ciclo de revalorización continuo, permite reducir el impacto medioambiental así como la huella de carbono.

Se trata de un nuevo embalaje ecológico especialmente enfocado al transporte de mercancías paletizadas. Éstas requieren el mantenimiento de una temperatura controlada y unas condiciones ambientales estables, como  alimentos, productos químicos, aditivos, productos farmacéuticos, cosméticos, vinos o aceites, entre otros.