Según los datos aportados desde la Asociación Empresarial de Transportistas por Carretera de Guipúzcoa Guitrans, desde 2008 han desaparecido en Guipúzcoa 783 empresas de transporte y en España un total de 28.502, una muestra de «la grave crisis» por la que atraviesa el sector en el contexto económico actual, especialmente «complicada» en la provincia vasca, donde muchas de las empresas, como Corrugados Azpeitia o Fagor Electrodomésticos han cerrado produciendo un «impacto brutal que nos tocará todavía sufrir».

De esta forma, en la actualidad hay 2.133 empresas de transporte titulares de 5.538 autorizaciones de transporte, que se desglosan en 4.482 para el transporte pesado y 1.056 para el ligero. Además, Guitrans cifra en alrededor de 11.000 los trabajadores que desarrollan su actividad en Guipúzcoa en el sector del transporte y almacenamiento, un 4,5% del total de personas empleadas total de la provincia.

Por otro lado, el precio del gasóleo se ha mantenido estable, dando «un relativo respiro a las empresas», aunque «insuficiente para remontar la actividad y hacer frente al futuro».

Por ello, desde Guitrans se considera que para salir de esta situación, el sector necesita que «el crédito fluya en condiciones asumibles», que «se cumplan» los plazos de pago reglamentariamente establecidos y que se establezca un marco jurídico que «no permita que nadie pueda trabajar por debajo de un mínimo umbral de rentabilidad».

Además para garantizar unas dignas condiciones de competencias hay que «poner coto al aluvión de empresas de capital extranjero que no vienen a crear riqueza y puestos de trabajo sino a esquilmar y romper el mercado del transporte», ha señalado la patronal, ya que las acusa de que «están comprando a precios de ganga empresas de transporte locales» y contratan a  autónomos de países del Este para conducir sus flotas «que tienen costes salariales 10 veces menores que los autónomos y asalariados de aquí».

Régimen de módulos

En cuanto al sistema de compensación para atenuar el impacto de la supresión de los módulos, desde la patronal se ha recordado que en los últimos días se ha anunciado la aprobación sólo en Álava y en Vizcaya, pero no en Guipúzcoa, lo que podría suponer «un mayor desgaste y castigo para nuestros autónomos guipuzcoanos».

A esto, se le añadiría la modificación del régimen jurídico de las autorizaciones de transporte, por lo que desde Guitrans se estima que la opción de comenzar como autónomo en la actividad del transporte se puede convertir «en una misión imposible».

Además, esta nueva regulación de las autorizaciones «afecta a muchos pequeños transportistas y autónomos que han tenido que desembolsar una cantidad importante de dinero para obtener una autorización y ahora no van a poder recuperarlo porque no la van a poder transmitir».

El ‘céntimo sanitario’

En cuanto a la devolución del ‘céntimo sanitario’, después de que el departamento jurídico analizase todos los procedimientos posibles, la patronal ha optado por aconsejar a las empresas asociadas que inicien la solicitud por ingresos indebidos a través de Hacienda por el IVMDH abonado entre el 1 de enero de 2010 y el 31 de diciembre de 2012.

En relación al IVMDH abonado en el periodo entre 2002 y 2009, para el que Hacienda no ha establecido procedimiento por entender que está prescrito, se  está analizando la posibilidad de presentar una reclamación por responsabilidad patrimonial del Estado.

Asimismo, desde Guitrans se llama a la prudencia ya que quedan algunas cuestiones pendientes de dilucidar, tales como si Europa permitirá que se atienda la devolución a pesar de que el resultado entre el impuesto abonado menos lo reclamado quede por debajo del mínimo impositivo europeo.

«Lo que está fuera de toda duda es que se trata de un impuesto ilegal que no debió ser nunca cobrado y que el Estado tiene la obligación legal y moral de devolver, y más a un sector que tanto ha sufrido en los últimos años por la fluctuación del precio del gasóleo que ha mantenido en jaque a las empresas», ha concluido la asociación sobre esta cuestión.

Rechazo a los peajes en Guipúzcoa

En relación al proyecto de la Diputación Foral de Guipúzcoa de implantar peajes en la provincia, las Juntas Generales han votado en contra del sistema Arkupe, por lo que de momento no se han aprobado los mismos. Sin embargo, Guitrans ha reiterado estar en contra de esta medida por ser «injusta, que grava de manera desproporcionada y discriminatoria una actividad, la del transporte, con graves problemas para mantener unos precios que garanticen la viabilidad».

Ya en 2011, junto a Astic, la patronal interpuso un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que finalmente desestimó. Sin embargo, ambas asociaciones se han declarado «convencidas de lo que reivindicamos», por lo que han interpuesto un recurso de casación frente a la sentencia.

Además, Guitrans ha puesto en marcha una campaña con pegatinas y pancartas en contra de los peajes para visibilizar su «enfado y preocupación». En esta campaña participan también las asociaciones de Burgos, Soria, León, Valladolid y Navarra integradas en Fitrans, y Astic, con el objetivo de que «el eco de nuestra reivindicación sea lo más amplio posible».

En relación al Centro Integral del Transporte, en el último año, Guitrans afirma que no ha habido avances significativos pese al acuerdo unánime de las Juntas Generales para impulsar esta infraestructura, una exigencia de la patronal desde 2007.

En los últimos días, la Diputación ha anunciado que dispondrá en junio de 2014 de un proyecto redimensionado de este Centro Integral del Transporte. Desde Guitrans, se considera que esta infraestructura es susceptible de ser financiada por fondos europeos, dado el carácter estratégico de su función y de su ubicación en la red transeuropea de transporte.