Transporte en las carreteras del País Vasco

La Diputación Foral de Guipúzcoa ha aprobado el lunes 22 de diciembre un decreto foral-norma en el que se recoge un aumento del 3,5% en la tarifa de los peajes de las autopistas AP-8 y AP-1 a partir de enero de 2015.

Ya al comienzo de 2014, se aplicó un descuento idéntico. En concreto, la AP-8, que conecta Bilbao con San Sebastián, cuesta actualmente 9,66 euros, y pasará a costar 10 euros en 2015. Por su parte, los conductores que transiten la AP-1, entre Eibar y Vitoria, pagarán alrededor de 40 céntimos más, de 11,60 a 12 euros, según ha informado El País.

Tal y como ha señalado la Diputación guipuzcoana, la justificación de este nuevo incremento estaría en «los problemas financieros existentes» en la sociedad pública Bidegi, encargada de explotar ambas autopistas; en concreto, tendría una deuda de 895 millones de euros.

En este sentido, la directora de Bidegi, Katty Nevado, advertía recientemente en las Juntas Generales, de la elevada carga financiera que soporta la sociedad creada por la Diputación, debido a los créditos contratados con los bancos para la construcción de la AP-1. Así, según Nevado, la empresa deberá abonar 68 millones de euros en 2015, 76 millones en 2016 y 78 millones tanto en el 2017 como en el 2018.

Además, dentro del decreto foral-norma aprobado por la Diputación se han incluido otras medidas normativas con las que se prorrogan los presupuestos de 2014 en materia tributaria, en relación al impuesto de sociedades o los intereses de demora.