havi-mcdonalds-scania-en-gran-via-madrid-1

De las 14 unidades de gas, 12 son de GNL y dos de GNC.

Havi Logistics tiene previsto incorporar a su flota en España antes de fin de año 14 nuevos vehículos de gas de Scania para realizar servicios de distribución a restaurantes McDonald’s desde sus plataformas de Madrid y Barcelona.

De estas unidades que se sumarán a otros dos de GNC que ya tiene el operador, 12 funcionan con gas natural licuado, mientras que los otros dos utilizan gas natural comprimido.

Esta iniciativa forma parte de la hoja de ruta de cinco años de duración diseñada por Havi y Scania para reducir significativamente la huella de carbono y el impacto ambiental general de la cadena de suministro de McDonald’s.

Equipados con motores de bajas emisiones contaminantes y equipos de refrigeración, los nuevos camiones también son mucho más silenciosos que los vehículos de entrega convencionales, lo que ayudará a reducir también la contaminación acústica en las entregas urbanas.

Para la ciudad de Madrid los vehículos estarán equipados con equipos de refrigeración eléctricos especiales para reducir aún más las emisiones de carbono y los niveles de ruido.

Según el operador, el GNL y el GNC reducen las emisiones de carbono en aproximadamente un 20%, y la previsión es que, continuando con esta apuesta por aumentar los vehículos a gas, la cadena de suministro de McDonald’s llegue a utilizar en el futuro biogás licuado y comprimido que se pueda mezclar con el gas natural o reemplazarlo por completo para poder reducir las emisiones de CO2 hasta un 90%, una vez que este biocombustible esté disponible en el mercado.