Los mil millones de envíos efectuados en contenedores reutilizables de plástico (RPC) de productos a las tiendas minoristas de toda Europa en un periodo de 12 meses, son la consecuencia de un crecimiento continuo durante más de 20 años y supone una confirmación de las ventajas para productores y minoristas de alimentos frescos.

El uso de los RPCs, o ERTs (Envases Reutilizables de Transporte), se traduce en una reducción de los costes, ya que protegen la calidad del producto y reducen el impacto medioambiental, así como el desperdicio de alimentos en las cadenas de suministro de alimentos frescos.

Según el fabricante, el impacto medioambiental anual del envío de mil millones de envases de productos frescos en RPC equivale a la eliminación de las emisiones de CO2 de casi 75 000 vehículos, a los desechos sólidos generados por más de 400 000 personas o al agua consumida por casi 600 000 personas.

El sistema de RPC de Ifco disminuye los costes de la cadena de suministro y los daños en los productos. Con mil millones de envíos al año, los RPC de Ifco evitan el desperdicio por daños de más de 42,6 millones kg de alimentos, una cantidad suficiente para que más de 600 000 de personas reciban las 5 porciones de frutas y verduras recomendadas al día… durante todo un año.

Con más de 260 millones de RPC en circulación, Ifco es proveedor a nivel mundial, de envases reutilizables para el sector de alimentos frescos. Se encarga de toda su logística, desde la distribución, pasando por la limpieza, hasta la reintroducción en la cadena de suministro. Después de su uso, los envases se pliegan, recogen y envían de vuelta a los centros de lavado, donde se higienizan y preparan para su reutilización.

En España, Ifco posee dos centros de lavados, en la localidad valenciana de Picassent y en Yunquera de Henares, en la provincia de Guadalajara.