Las compañías podrán ahorrar de media 350.000 euros anuales mediante procesos de ingeniería y la implantación tecnologías de movilidad en sus procesos de negocio. Así lo asegura una encuesta realizada por Intermec sobre la logística, en la cual asegura que una gran parte de las compañías que operan en este sector están desaprovechando estos ahorros potenciales.

La encuesta revela que el 39% de las compañías entrevistadas no han realizado ningún plan de evaluación y mejora de procesos en el último año y que el 72% de ellas no lo han hecho en al menos los últimos dos años.

Con una creciente demanda por parte de los clientes para obtener servicios de entrega en el mismo día, los ejecutivos de las compañías de transporte y logística han señalado la eficiencia en las operaciones como el área que necesita más atención y mejora durante este año.

El 44% de las compañías creen que la revisión de los procesos actuales y la inversión en nuevas tecnologías son los pasos más efectivos para conseguirlo. Un área clave en la mejora de las operaciones es el despliegue de tecnologías móviles, en especial las tecnologías de localización, que los directores de las empresas creen que pueden proporcionar ahorros de hasta 220.000 euros al año.

No obstante, casi una cuarta parte (23%) no ha implantado aún tecnologías de localización. Entre las principales barreras, se citan la falta de necesidad y su coste, lo que impide que las empresas capitalicen esos beneficios. La implantación de tecnologías para recogidas y entregas se ha visto siempre como un camino óptimo para mejorar la eficiencia y reducir costes. Ignorar la revisión y el cambio permanente de los procesos nunca es positivo a largo plazo, informan desde Intermec

Automatización de procesos

La mayoría de los ejecutivos del sector creen (60% de los encuestados) que las comunicaciones en banda ancha como 4G o LTE serán las que permitirán mayores retornos de la inversión, seguidas por la integración de más dispositivos telemáticos en el vehículo (44% de los encuestados) y el uso de la RFID (38%).

Sin embargo las empresas que aún no han desarrollado soluciones de movilidad a través de una reingeniería de procesos siguen siendo un número importante. El 40% de ellos opinan que no necesitan estas tecnologías mientras que el 33 % creen que el coste es la principal barrera para implantar estas soluciones.

Consecuentemente, esta encuesta muestra que el 60% de las compañías siguen utilizando sistemas basados en papel para completar tareas asociadas a recogidas y entregas y que el 9% contemplan seguir desarrollando sistemas basados en papel durante 2013.

Cuando se les preguntó en la encuesta acerca de las principales demandas exigidas por sus clientes, el 77% destacó la precisión como la principal exigencia a la que se enfrentan.

Casi una cuarta parte de los encuestados (24%) añade que un mejor acceso a los datos de los sistemas centrales es el área que más mejoras necesita, seguido por registrar más detalles de los envíos (23%) y por mejorar la precisión de los mismos (22%).