Ya han dado comienzo los trabajos para la ampliación del sistema de pantallas atrapapolvo en el muelle de Pechina del puerto de Almería.

La intención de la Autoridad Portuaria es que las obras estén finalizadas el próximo verano y que, de este modo, supongan un nuevo paso en la mejora de la calidad del aire en el recinto portuario y zonas próximas.

El proyecto, con un presupuesto de 386.318 euros, contempla la construcción de 43 módulos de malla textil, con una longitud de 183 metros más de barrera, con diez  metros de altura, que se sumarán a los 246 metros de las barreras ya colocadas en el muelle de Pechina del recinto portuari almeriense.

Las nuevas barreras contarán con un sistema de pulverización mediante nebulizadores de agua para crear un ambiente con la suficiente humedad para evitar la emisión de partículas de polvo durante las operaciones de carga y descarga de productos a granel a la intemperie.

Adicionalmente, la ampliación de las pantallas mejorará también las condiciones laborales y de salud de los trabajadores del recinto portuario.

De igual modo, las labores también satisfacen las demandas de los vecinos de las zonas próximas al recinto portuario, para que el desarrollo de la actividad no suponga un impacto medioambiental en áreas próximas al recinto.