En el marco de la crisis sanitaria por el Covid-19, Istobal ha adaptado su tecnología para la aplicación de productos químicos sobre vehículos para la fabricación de arcos que pueden pulverizar desinfectante sobre los Equipos de Protección Individual de sanitarios, cuerpos de seguridad y de emergencias, de manera rápida y completa en 15 segundos.

En concreto, se han desarrollado nuevos arcos automáticos para la desinfección de EPIs y otros para la desinfección exterior de vehículos. Los fabricados hasta el momento ya se han puesto a disposición de hospitales y de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

La desinfección exterior de vehículos sanitarios y flotas de los cuerpos de seguridad, se realiza mediante arcos con una capacidad de desinfección de unos 1.000 vehículos diarios. El sistema ha sido diseñado para rociar los vehículos con producto biocida y logra desinfectar hasta los de grandes dimensiones.

Los primeros de este tipo se han instalado en la Unidad Militar de Emergencias de Torrejón de Ardoz, y en Alzira, Valencia, para la desinfección de vehículos de hospitales, centros sanitarios y cuerpos de seguridad. Además, en la UME de Torrejón de Ardoz también se ha instalado el primero para la desinfección de EPIs y en los próximos días se instalará otro para la desinfección exterior de vehículos para la Policía Nacional de Valencia.

En cuanto a los arcos para la desinfección de Equipos de Protección Individual de sanitarios, cuerpos de seguridad y de emergencias, tienen una capacidad para desinfectar más de 4.000 personas con EPIs al día. El arco mide dos metros de altura y es de fácil instalación, ya que incorpora soportes que se pueden fijar al suelo o a cualquier plataforma. Cuenta con ocho rociadores que pulverizan producto desinfectante sobre los equipos y se activan automáticamente a su paso gracias a un sistema de detección mediante fotocélulas que activa los rociadores de este sistema de nebulización.