El mercado automovilístico en Europa sigue en declive y desde comienzos del año se estima que ha caído un 6,8 % respecto a 2012, lo que hace retroceder al sector a unos volúmenes propios del año 1993, es decir, 20 años atrás.

En este escenario, el lanzamiento en Europa del nuevo Isuzu D-Max ha supuesto para Midi Europe, grupo que lleva gestionando la distribución del producto Isuzu, una nota muy positiva.

Analizando las cifras del nuevo D-Max en los principales mercados del grupo, en el período de enero a mayo de 2013, en Francia se ha incrementado el número de entregas de pick-up a la red de concesionarios un 129% respecto al mismo período de 2012. En Italia el aumento de ventas respecto a 2012 también fue considerable, alcanzando un 97% de entregas. Algo similar está sucediendo en España, donde, a pesar de partir de unos volúmenes bajos, las entregas a concesionarios prácticamente se han duplicado en estos primeros meses del año. 

En términos de cuota de mercado, cabe destacar el incremento del 3,4%  en Francia y de un 1,5% en Italia. Respecto a España, en un contexto de retroceso de más de un 10% del mercado de pick-up, Isuzu es una de las pocas marcas que incrementan sus matriculaciones, en concreto, un 5%, en el período de enero a mayo respecto a 2012.

18 años en el mercado europeo

Midi Europe comenzó la distribución de vehículos de esta marca en el mercado italiano a principios de 1995, después de alcanzar una acuerdo con el fabricante japonés en septiembre del año anterior. Los primeros en llegar fueron los vehículos comerciales y tres años más tarde desembarcarían en el mercado italiano las primeras pick-up.

Así, en 2003, los primeros camiones de la serie N hicieron su aparición en el mercado francés, seguidos poco después por la pick-up. En 2010 se creo  Midi España que sucedió al Grupo Bergé en la comercialización de camiones y pick-up en España. 

El futuro cercano supone una mirada hacia la Europa del Este: en septiembre de 2012 llegó a un acuerdo para adquirir la distribución de los vehículos en República Checa, Hungría, Eslovaquia y Polonia. Con esta nueva adquisición, el grupo es responsable de la distribución de Isuzu en 11 países, afianzándose como el mayor distribuidor de la marca japonesa en Europa. 

La fortaleza de la red 

En mayo de 2013 la compañía contaba con más de 380 puntos Isuzu en Europa, entre distribuidores y talleres autorizados para D-Max, y 340 dedicados a los vehículos industriales: una buena cobertura de todas las regiones es un factor clave que constantemente es reforzado y apuntalado por Midi.

El 80 % de la red de concesionarios y servicios D-Max pertenece a los mercados francés e italiano. Esta distribución está algo más diversificada si analizamos la red de ventas y de servicio para vehículos comerciales: en Francia e Italia se ubica el 75% del total de la red, incrementándose la participación de España hasta el 16%, cifra que, además, está creciendo como consecuencia de la política de expansión de red.