Campaña de vigilancia de la DGT a camiones

La campaña se ha desarrollado en la última semana de noviembre.

La Guardia Civil ha controlado en su última campaña de vigilancia de furgonetas desarrollada en la última semana de noviembre, un total de 47.151 vehículos comerciales y ha denunciando a 3.294 conductores por vulnerar algún precepto de la normativa de tráfico y seguridad vial.

Un total de 810 sanciones impuestas a furgonetas durante la campaña se ha producido por circular con la Inspección Técnica de Vehículos caducada o negativa, mientras que 71 vehículos comerciales fueron inmovilizadas por no reunir las condiciones mínimas para circular.

De igual modo, 672 conductores de furgonetas han sido denunciados por superar los límites de velocidad, mientras que 262 conductores lo fueron por exceder el peso permitido en su vehículo y otros 102 por la disposición de la carga.

Así mismo, la DGT también ha multado a 233 conductores de furgonetas por no usar el cinturón de seguridad, a 62 conductores por dar positivo a drogas y otros 23 a alcohol en los controles y a 220 conductores de furgonetas que circulaban con neumáticos desgastados con una profundidad de las ranuras menor al límite legal exigido de 1,6mm.

Otras 254 denuncias han sido formuladas por carencias en la documentación del vehículo o del conductor, así como 141 por documentación referida al cargador-transportista y 65 conductores carecer del seguro obligatorio.

Entre 2012 y 2017, el número de accidentes de tráfico en los que se ha visto envuelto algún vehículo comercial ha crecido un 54%, pasando de 7.217 a 11.150 entre ambos ejercicios.