John Forrester ha sido nombrado nuevo presidente Global de Cushman & Wakefield, con efectos desde el pasado 1 de diciembre, para trabajar en estrecha colaboración con el consejero delegado de la compañía Brett White, desde su central de Londres, con responsabilidad sobre las operaciones de la compañía en las cuatro áreas geográficas en que actúa.

Forrester era, hasta su reciente nombramiento, consejero delegado de la empresa para Europa, Oriente Medio y Asia, así como para el Reino Unido e Irlanda y, en su lugar, ocuparán ambos cargos Colin Wilson y George Roberts, respectivamente.

Con anterioridad, Forrester ocupó cargos de responsabilidad en DTZ desde su incorporación a esta empresa en 1998 y tuvo un papel relevante en la venta de la compañía a UGL en 2011.