José Llorca presidente de Puertos del Estado analiza lo que ha sido el 2013 en el sector portuario español.

José Llorca, presidente de Puertos del Estado, hace balance de la legislatura.

La reforma del modelo español de estiba y la apertura al mercado de los servicios portuarios serán los dos grandes retos del sistema portuario español de cara a la próxima legislatura.

Así lo ha señalo el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, este lunes 14 durante la rueda de prensa que ha concedido para hacer balance del año 2015 en los puertos españoles, además de su gestión durante esta legislatura.

A la espera de lo que pase el próximo 20 D, y de si vuelve a repetir al frente del organismo público Puertos del Estado, Llorca ha reconocido que “no hemos sido capaces de alcanzar un acuerdo con los agentes implicados para reformar el modelo de estiba desde que se conoció a finales de diciembre de 2014 la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo que obligaba a España a su modificación por ser contrario al Tratado Fundacional de la UE”.

Además, Llorca también ha avanzado que es muy probable que en breve la UE denuncie nuevamente al Reino de España ante el Tribunal de Luxemburgo por no haber dado cumplimiento a la primera sentencia,”por ello, el próximo Gobierno tendrá que asumir este tema de forma rápida si no quiere empezar a recibir sanciones y multas”.

En este sentido, el actual presidente no ha querido señalar culpables ni los motivos concretos por los que no se ha podido alcanzar un acuerdo con los sindicatos de la estiba en estos últimos meses, pero ha vuelto a insistir que el enfoque de la nueva negociación que se abra “tendrá centrarse necesariamente en dar cumplimiento a la sentencia para que la UE de el visto bueno”.

En cuanto a la apertura del mercado de los servicios portuarios, Llorca reconoce que “los  éxitos no han sido rotundos pero se ha abierto el camino”. La competitividad de los puertos pasa por la competitividad de los servicios portuarios y “por ello creo que es un tema fundamental la competencia en la prestación de los servicios, aunque no es fácil llevarlo a la práctica”, ha matizado.

Aún así, ha destacado los avances logrados hasta ahora en la apertura a la competencia real en servicios como la recogida de los desperdicios portuarios o en el servicio de amarres,“lo que significa que hay voluntad de ampliar la competencia”.

Libertad de tasas, por ahora no

Junto a la estiba, Llorca también señala otro elemento que pende del esquema portuario español como es la aprobación del Reglamento de apertura del mercado de los servicios portuarios y de trasparencia financiera de los puertos que se está discutiendo en el Parlamento Europeo.

No defendemos en el ámbito europeo la libertad total de tasas para los puertos, porque en un sistema con 46 puertos de interés general con tráficos muy dispares, la libertad absoluta de tasas daría lugar a una posición que las dársenas pequeñas difícilmente podrían aguantar, porque cada puerto esta en una situación competitiva muy diferente en muchos aspectos, y esto llevaría a una situación de dumping de los grandes hacia los pequeños”, advierte.

Llorca reconoce que por ahora sólo es el puerto de Barcelona el que defiende la libertad total de tasas, mientras que el resto de puertos prefiere una libertad de tasas reguladas como prevé la legislación vigenteque permite que haya diferencias controladas de precios y tasas gracias a los coeficientes correctores y bonificaciones para fomentar la competencia entre los puertos pero evitando disfunciones y diferencias de trato entre usuarios”.

Objetivo 500 millones de toneladas

Por lo que se refiere a la evolución de los tráficos portuarios, José Llorca ha destacado que se cerrará el año con un volumen de tráficos portuarios de 500 millones de tn,una cifra que supone un crecimiento del 10% en esta legislatura en cuanto a los tráficos anuales”. Hasta octubre, la media ha sido de 42 millones de tn por mes, “a excepción de enero y febrero que estuvieron más flojos”.

Según el máximo responsable portuario español, “hay una cierta atonía en la mercancía general y en los contenedores por la caída de los tráficos de tránsito, donde se registra una bajada del 2,8%”. El año, reconoce, “ha sido muy plano en contenedores, oscilando entre 14,11 y 14,22 millones de contenedores durante todo el ejercicio”.

La mercancía general ha tenido un rebote hasta los 322 millones de tn, fundamentalmente por la mercancía no contenerizada. Según los datos disponibles, aunque la mercancía en teus ha bajando, en toneladas la mercancía en contenedores ha crecido a lo largo de todo el periodo interanual, con un auge del 2,29%. Es decir, “hay menos contenedores vacíos en tránsito y más llenos de mercancías”, incide el presidente.

Lo que sí esta funcionando muy bien es el tráfico ro-ro, con el objetivo de finalizar el año con 50 millones de tn, “lo que demuestra que cada vez hay más camiones y remolques que se meten en los barcos”. Para Llorca este dato justifica todos los esfuerzos realizados para fomentar las autopistas del mar y el tráfico Short Sea Shipping.

Esta buena marcha de los tráficos se corresponde también con la evolución de los resultados económicos. “Estos últimos cuatro años también han sido muy positivos para los puertos españoles porque han demostrado que son capaces de tener ingresos recurrentes por encima de los 1.000 millones de euros anuales, con un ebitda en torno a los 550 millones, una generación de recursos de entre 450 y 500 millones y unos beneficios de 200 millones”, ha expuesto José Llorca.

Estos datos permitirán continuar con la rebaja de las tasas portuarias, “porque los puertos no están para acumular dinero y dado que a septiembre de este año el sistema ha generado una caja de más de 1.300 millones de euros, creo que hay margen suficiente para otra bajada o congelaciones de tasas”.

Respecto a lo presupuestado para todo el 2015, en septiembre ya se había alcanzado el 105% de los beneficios previstos pata todo el año, hasta los 152 millones, con una subida del 2,4% respecto a septiembre de 2014, “por  lo que podemos asegurar que a final de año los puertos terminarán con un beneficio  de 200 millones de euros”, ha remarcado el presidente de Puertos del Estado.

En el aspecto de inversiones, se finalizará 2015 con una ejecución presupuestaria del 70% del total previsto, pero “en los puertos no se pierde dinero y lo que no se ejecuta se reprograma para el año siguiente”.

500 millones menos de endeudamiento

Para José Llorca, un síntoma positivo de que las cosas se han hecho bien en el aspecto económico es la reducción del endeudamiento. Globalmente, entre corto y largo, en 2011 había un endeudamiento superior a 2.650 millones de euros y se finalizará 2015 con una deuda de 2.145 millones de euros.

Es decir “la reducción a finales de esta legislatura del endeudamiento será en torno a 500 millones de euros, rompiéndose por primera vez la tendencia histórica del endeudamiento de nuestros puertos”.

Llorca ha recordado que en mi anterior etapa, dejé en 2004 una deuda en los puertos de 600 millones y me la encontré en 2011 con 2.700 millones de euros”.

En todo cado, califica el endeudamiento de los puertos de “asumible” en función de su generación de recursos, a excepción de casos con Gijón o Coruña.

Inversiones, ahora toca a la iniciativa privada

En el apartado de inversiones, Llorca considera que se ha cumplido el objetivo de la legislatura de 2.000 millones de euros, a razón de 500 millones por año. Para el presidente de Puertos del Estado, en 2008 se alcanzó el record de 1.322 millones de inversión pública en los puertos españoles, “por lo que hay que hacer la reflexión y considerar lógico la disminución de la inversión pública a futuro porque tenemos puertos con capacidad suficiente para los próximos 20/25 años”.

De ahí que para el presidente de Puertos del Estado, “ahora corresponde a la iniciativa privada afrontar sus propias inversiones si quieren ganar capacidad, favorecidos por las bonificaciones que se hacen a la inversión privada y la ampliación de los plazos concesionales que permite afrontar infraestructuras portuarias con periodos de amortización superior a los 35 años”.

En 2015 la inversión será de 700 millones ejecutada, el 70% aproximadamente de lo presupuestado.  En su opinión, el futuro pasa porque los puertos inviertan cada vez más en el lado tierra para fomentar su conectividad y accesibilidad. Por ello, la importancia de la creación del Fondo de Accesibilidad que “se consolida para 2016 y no hay ninguna duda por parte de nadie de llevarlo adelante en los próximos años”, ha concluido.