Knauf Industries ya tiene en el mercado su nueva solución inteligente Komebac Cool, una nueva gama de envases logísticos que une las ventajas que aporta el internet de las cosas con las propiedades del polipropileno expandido como material de envasado, por lo que respecta a su ligereza, ergonomía, aislamiento término, protección frente a golpes y reciclabilidad.

Para facilitar su trazabilidad integral, el envase diseñado por el fabricante incorpora etiquetas con tecnología RFID para facilitar un control preciso del inventario durante el proceso de distribución.

Además, gracias a los sensores NFC/Bluetooth es posible conocer en tiempo real la temperatura de los productos, comprobarla mediante aplicación móvil u ordenador, así como recibir alertas cuando se produce alguna incidencia, con el fin de lograr un mejor mantenimiento de la cadena de frío.

De igual modo, a través de técnicas de realidad aumentada, Knauf Industries permite hacer pruebas de color, textura y logotipo para elegir el envase que mejor encaja con el producto y con la imagen de marca de cada compañía.