Knorr-Bremse, especialista en sistemas de freno y principal proveedor de otros equipos para vehículo industrial y ferroviario, ha adquirido una participación del 55% en Cojali, fabricante de equipos de diagnosis multimarca, además de otras soluciones y componentes tecnológicos para vehículo industrial. La transacción se ha cerrado en unos 200 millones de euros.

La estrategia de Knorr-Bremse pasa por invertir en el creciente mercado de la conectividad, y ampliar aún más su propia experiencia en el área de digitalización en el sector del transporte industrial.

Cojali cuenta actualmente con soluciones, experiencia y conocimiento en diagnosis remota y ‘data science’ aplicado al sector. En el año fiscal 2021, ha generado unos ingresos de 76 millones, manteniendo en los últimos años una media de crecimiento del 16%.

La transacción, que está sujeta a las condiciones habituales, incluida la aprobación por parte de las autoridades antimonopolio, permitirá desarrollar aún más los productos y servicios de la marca, impulsando el crecimiento de Cojali, al mismo tiempo que Knorr-Bremse refuerza su posición en el mercado, fortalece su negocio de posventa y accede a nuevas oportunidades en el ámbito del Big Data.

En este sentido, está creciendo la necesidad entre las flotas de comprobar el estado de componentes específicos e incluso de sistemas completos del vehículo no sólo cuando estén en el taller, sino cuando están en ruta, para que las reparaciones se puedan predecir lo antes posible.

Como parte de la colaboración, se trabajará en ofrecer más servicios de diagnosis remota, conectividad y mantenimiento predictivo para optimizar la disponibilidad de las flotas, además de ampliar el mercado de componentes para vehículo industrial.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110