La función «Auto Start-Stop» de Konecranes, ofrece la posibilidad de apagar el motor cada vez que el ralentí del montacargas se para durante un período de tiempo y, se reinicia automáticamente, cuando sea necesario.

Para activar esta función en la carretilla elevadora, cuando está al ralentí, el conductor deberá poner el punto muerto, y levantar el pie del pedal del freno, de este modo, cuando aparece la función en el display de información (MDL), el motor se apaga y el freno de estacionamiento se activa automáticamente.

Por otra parte, para volver a arrancar el motor, simplemente el conductor tendrá que presionar y levantar el pedal del freno, aunque la carretilla este parada, al mismo tiempo que se tocará la palanca de elevación o el joystick.

Asimismo, las luces de trabajo, ventilación, la calefacción de cabina y las funciones de seguridad, están diseñados para seguir funcionando durante la parada automática del motor.

El sistema «Auto Start -Stop», diferencia entre una parada temporal o definitiva, ya que, no se reiniciará el motor si el conductor se quita el cinturón de seguridad, abre la puerta de la cabina, o si el tiempo de parada del motor ha superado el valor de tiempo de espera predeterminado.

La nueva función de Konecranes está diseñada para reducir el consumo de combustible, entre un 5% y un 15%, las emisiones de CO2, los niveles de ruido, la fatiga del conductor, y amplía los intervalos de servicio del motor, basados en las horas de funcionamiento.

Konecranes ha desarrollado este nuevo sistema en cooperación con Volvo Penta y está disponible en los motores Volvo3B/Tier4i seleccionados, así como con todos los Volvo 4/Tier 4f.