G6 Alliance lanza un nuevo servicio feeder entre los puertos alemanes y Gotemburgo

Los miembros de la Alianza G6 han anunciado sus planes para ampliar la cooperación en las rutas comerciales de Asia y la costa oeste de Norteamérica y en las transatlánticas. La Alianza G6 ha declarado que esta expansión proporcionará a los clientes más ofertas de servicios y un aumento de la frecuencia de las naves.

Así por ejemplo, en la línea Asia-Costa Oeste de Norte América, los miembros de la alianza podrán ofrecer casi el doble de embarcaciones, en comparación con la oferta actual de las navieras New World Alliance y Grand Alliance por separado.

«La propuesta de expansión complementará nuestros servicios en las rutas Asia-coste este de Norteamérica y Asia-Europa, lo que nos permitirá desplegar el número adecuado de barcos para cada ruta», ha declarado la alianza a través de un comunicado. En el mismo se añade que habrá mayor flexibilidad en el servicio y sinergia operativa, lo que supondrá una red más fuerte y se podrá ofrecer cargadores para cubrir una extensión mayor en un tiempo de tránsito reducido sin afectar a la capacidad total.

La Alianza G6 planea desplegar unos 76 barcos en 12 servicios de conexión que unirán 27 puertos de Asia y Norte América. Aproximadamente otros 42 barcos se repartirán entre cinco servicios, dos de ellos pendulares, en la ruta comercial transatlántica, que ofrecen la posibilidad de escala en 25 puertos de la costa este y oeste de EE.U., Canadá, Panamá, México, Países Bajos, Reino Unido, Francia, Bélgica y Alemania.

Con este plan, la alianza tendrá una red que comprende todas las rutas comerciales entre Oriente y Occidente. Además, significa el despliegue de casi 240 embarcaciones que conectarán 66 puertos asiáticos, americanos y europeos.

Los nuevos servicios comenzarán a funcionar en el segundo trimestre de 2014, ya que se debe esperar a la aprobación regulatoria. En una fecha posterior a la aprobación, se darán a conocer los detalles sobre los servicios y las rotaciones de puerto.

Los miembros de la alianza continuarán comercializando sus servicios de forma individual como hasta ahora.