Vente Privee moda española

En 2012, el 65% de las empresas de moda ya cuentan con tienda online y un porcentaje similar colabora con plataformas de distribución de moda online a través de las llamadas ventas flash. Asimismo, un 13% más de empresas (el 78% del total) prevén usar las plataformas de ventas flash de cara a futuro, afianzando aún más este modelo de negocio. Son datos del Barómetro Vente-privee.com-Modaes.es de Empresas de Moda en España presentado este lunes en Madrid.

La apuesta de las empresas de moda por el e-commerce y la respuesta positiva por parte de los consumidores permitió en 2011 que las ventas a través de la Red coparan el 8% de la facturación total, tres puntos más que en el año anterior. El 90% de las empresas cree, además, que el comercio electrónico seguirá ganando peso en su negocio durante el presente ejercicio: para el 52%, las ventas online ganarán importancia con toda seguridad, mientras el 38% cree probable que así sea.

Según Fernando Maudo, director general de Vente-Privee en España, “las empresas españolas de moda se están apoyando en la herramienta e-commerce tanto o más que en las exportaciones hacia otros países. En este sentido, indica que el e-commerce de moda es sin duda uno de los grandes fenómenos de los últimos años en el segmento de la distribución y “de esta tendencia tienen gran responsabilidad los clubes de venta privada”, asegura.

Aumento de las ventas internacionales

En 2011, las mayores empresas del sector de la moda en España y las firmas más representativas obtuvieron de media el 44% de sus ventas de los mercados internacionales. El peso del negocio exterior de las empresas aumentó en tres puntos porcentuales respecto al año anterior, poniendo de relieve los esfuerzos realizados por las empresas de moda para fortalecerse fuera de España.

Fernando Maudo, director general de Vente-Privee en España.

Fernando Maudo, director general de Vente-Privee en España.

El Barómetro Vente-privee.com-Modaes.es señala que en 2011, el 72% de las empresas españolas de moda con producto que llega directamente al público final mejoraron su desempeño respecto al ejercicio precedente. Impulsadas por una creciente internacionalización, sólo el 9% de las compañías españolas del sector sufrió un retroceso en sus ventas anuales, mientras el 19% restante se mantuvo estable.

El estudio no pasa por alto que en un entorno altamente competitivo y con una fuerte presión sobre los precios, “los márgenes para las empresas de moda son cada vez más ajustados y el aprovisionamiento cobra una creciente importancia”.

En un negocio de dimensiones globales, el aprovisionamiento de las grandes empresas de moda españolas llega a implicar a centenares de proveedores de todo el mundo, con polos de suministro en países como China, Bangladesh, Vietnam, Marruecos, Turquía o Portugal. Otras empresas concentran en España y en otros mercados de proximidad buena parte de sus proveedores, o al menos aquellos a los que adquiere productos con un mayor componente de diseño y elaboración.

Internacionalizando la logística

A estos proveedores se suma un conjunto de sectores auxiliares, especialmente la logística. En este sentido, la renegociación con los proveedores es constante y masiva en las empresas españolas del sector, hasta el punto que el 92% de las mismas afirma haber renegociado con sus proveedores para reducir costes.

Según ha asegurado Maudo a cadenadesuministro.es la logística es fundamental en un negocio con el de Vente-Privee, “como un aspecto de calidad de servicio a nuestros consumidores”. La compañía francesa ha internacionalizado la logística, de tal manera que hoy cuenta con 160.000 m² de almacén distribuidos en ocho centros logísticos repartidos por Europa. “Lo que pretendemos es que la gente que compra tenga una doble garantía, por lado la de la empresa que envía el producto, que son las principales del mercado, y por otro lado la de Vente-Privee que asegura que la prenda o modelo que llega es la que el cliente ha pedido para evitar que haya una venta que nos genere frustración».

Además, no solo quieren suministrar un servicio con garantía sino que apuestan por facilitar sus soluciones a los clientes. De este modo en Francia, la compañía ha apostado por La Poste, mientras que en España lo ha hecho por Correos como partner logístico. Según Maudo, la mayoría de los clientes tienen una oficina de Correos cerca de casa con un horario muy amplio, por lo que la logística inversa es “sencilla, simplemente rellenando un impreso se puede devolver el paquete con total seguridad de reembolso”.