camiones galicia conductores

Fetransa propugna el mantenimiento de las ayudas al abandono y del sistema de módulos.

Si hace pocos días la aragonesa Tradime decidía abandonar Fetransa, ahora, en sentido contrario, la gallega Atraparve ha decidido sumarse a esta federación que, tras el movimiento, representa los intereses de más de 9.000 las empresas del sector.

Dicha incorporación, junto con la de la asociación Upatrans Castilla y León, y la firma del convenio de colaboración con ATA, refuerzan la posición de Fetransa entre las pequeñas y medianas empresas del sector, así como entre los transportistas autónomos, para los que defiende, entre otras reivindicaciones, el mantenimiento de las ayudas al abandono durante al menos 10 años, así como de los límites de facturación establecidos para el sistema de módulos.

De igual modo, la federación también se muestra activa en la lucha contra la competencia desleal y el dumping social, especialmente el proveniente de las falsas cooperativas de trabajo asociado, por el mantenimiento de la edad de jubilación en los 65 años y la exigencia de establecer coeficientes reductores y frente tanto a la euroviñeta, como a las 44 toneladas.

Fetransa afirma en un comunicado que «seguirá luchando por los intereses de los más pequeños y débiles del sector, lo hará de manera realista y posibilista, y seguirá acogiendo en su seno a organizaciones que suscriban lo más arriba indicado, lo hará de manera leal y sincera, fomentando la unión de todos los autónomos, y siendo conscientes de la necesidad de dialogar con el resto de las organizaciones que conforman el Comité Nacional del Transporte».