huelga camiones en el puerto de Bilbao

Transportistas en el puerto de Bilbao

La Audiencia Nacional ha confirmado una resolución de la Comisión Nacional de la Competencia, que en octubre de 2011 impuso al Sindicato de Transportistas Autónomos de Vizcaya (Sintrabi) una multa de 4,6 millones de euros por crear un cártel en el puerto de Bilbao para los servicios de transporte de mercancías.

En su dictamen, la Audiencia Nacional rechaza el recurso presentado por este sindicato vizcaíno y ratifica la multa impuesta a Sintrabi por una infracción del artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia y del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

El tribunal considera probado que entre los años 2002 y 2006, ambos incluidos, este sindicato creó un cártel en el puerto de Bilbao para los servicios de transporte de mercancías por carretera en un radio de 200 kilómetros.

Para ello, cerró acuerdos para limitar el acceso a las infraestructuras portuarias, impuso una tarifa para estos servicios, y repartió el mercado entre los participantes en el cártel.

La Audiencia Nacional determina que esta infracción fue cometida por el Sindicato de Transportistas Autónomos de Bizkaia, junto con las sociedades Bidetrans, que fue multada con 1,4 millones por la Comisión de Competencia; C.B. Bilbao, con 1,03 millones, y Transmeta, con 332.966 euros.

La multa confirmada ahora a Sintrabi por la Audiencia Nacional es el resultado de un largo proceso iniciado tras las denuncias formuladas durante años por diferentes instituciones.

Ya en diciembre de 2001, el antiguo Tribunal de Defensa de la Competencia sancionó a Sintrabi, a la Asociación de Consignatarios y a más de 40 empresas de transporte por formar parte de un cártel que fijaba las condiciones del tráfico por carretera en el puerto de Bilbao.

La sanción fue ratificada por la Audiencia Nacional en febrero de 2005 y después por el Tribunal Supremo en marzo de 2008, si bien en 2005 el Gobierno Vasco instó a la Fiscalía a actuar ante el aparente mantenimiento de la situación en el puerto de Bilbao.

En el transcurso de la investigación abierta por estos hechos, la Ertzaintza practicó 18 detenciones en septiembre de 2006 y realizó inspecciones en la sede de Sintrabi y de otras empresas de transporte.