Resolución de la CNMC contra Astraco puede descargarse en este enlace (disponible en formato pdf, de 23 páginas, 156 Kb).

En mayo de 2013, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia iniciaba una investigación del sector de transporte de contenedores por carretera en el puerto de Alicante que derivó en inspecciones de diversas asociaciones dedicadas a esta actividad y relacionadas con esta dársena. En aquel momento, el organismo explicaba que estos registros se producía por la sospecha de “posibles prácticas anticompetitivas consistentes en fijación de precios y de condiciones comerciales o de servicio, reparto de mercado y limitación o control de la producción”.

Prácticamente un año después, en julio de 2014, la CNMC ha emitido una resolución contra la Asociación de Transportistas de Contenedores del puerto de Alicante, Astraco en la que se impone una sanción de 200.000 euros por fijar los precios del transporte entre 2003 y 2011 para evitar una guerra de precios que podría suponer mayores costes a los clientes.

En concreto, en la información recabada durante las inspecciones, se recoge que dentro de la asociación se discutieron «cuestiones relacionadas con las tarifas de los servicios prestados por sus empresas de transporte de contenedores asociadas, lo que dio lugar a la elaboración de unas tarifas de referencia comunes para todos todos sus asociados, a la fijación de la fecha de su entrada en vigor y de la forma de aplicarlas, así como, a modificaciones y revisiones sobre las mismas».

Para justificar su decisión, la CNMC hace mención a un acta de la junta directiva de la asociación en 2007 en la que se recoge que «ninguno de los asociados puede comercializar por debajo de las tarifas de referencia y mucho menos prestar colaboración a no asociados por debajo de la tarifa». El no cumplirse con estas preceptivas conllevaba la expulsión de Astraco.

Además, aunque las tarifas acordadas en el seno de la asociación y recomendadas a sus asociados eran llamadas «tarifas de referencia”, la CNMC considera que existía un seguimiento y una vigilancia a los asociados para informar de aquellos que operaban por debajo de las tarifas de referencia.

Astraco está formada por nueve empresas, Martín e Hijos; Montajes y Transportes Marpe; Transpassar; F. Tomás; Transportes José Quirant e Hijos; Transportes Ocho Mil Ocho; Transportes Quico; Transporte La Cañada e ITA Logística. Según se recoge en la resolución de la CNMC sólo la ocho primeras serían responsables de pactar los precios, dejando a ITA Logística al margen de lo sucedido durante el periodo de ocho años señalado.