FedEx ha anunciado que abrirá un nuevo hub International de carga en el aeropuerto de Shanghai en 2017. FedEx describe esta desarrollo como un «movimiento estratégico» que ofrece la posibilidad de «triplicar» la capacidad de las actuales instalaciones de FedEx en Shanghai. De esta forma, según las previsiones de la compañía, tendrá la capacidad de manejar 36.000 paquetes por hora.

La inversión en el nuevo centro será superior a 100 millones de dólares y complementará la flota y la expansión de servicios en China.

Con FedEx como referencia, Shanghai Pudong ha experimentado un enorme crecimiento en los últimos años, y de mantenerse el crecimiento actual se convertirá en pocos años en el aeropuerto de carga más grande del mundo. El aeropuerto está en estos momentos invirtiendo fuertemente en nuevas instalaciones de manipulación de la carga aérea para tener la capacidad de mover hasta 5 millones de toneladas de carga al año, sin tener en cuenta las nuevas instalaciones prevista de FedEx y DHL.

Shanghai Pudong es también el aeropuerto que DHL ha seleccionado para ubicar su hub en el norte de Asia, otro gran centro diseñado para desarrollar la carga aérea express y las operaciones de carga en el norte de Asia, en particular en el valle del Yangtze.

El desarrollo de estos centros pueden indicar un cambio de estrategia hacia el norte de China, ya que tradicionalmente el enfoque de los tres grandes  transportistas express y de carga aérea ha estado orientada hacia en el sur de país, cerca de Hong Kong y Shenzhen. De esta forma, puede especularse que la posición de Shanghai, cerca de las grandes ciudades del Yangtze, así como de otras del norte de China podría amenazar a Hong Kong o, incluso, la participación de Singapur en el mercado de carga aérea.