ignacio gonzalez en el centro logistico amazon en san fernando de henares

Más del 75% de las empresas de transporte y logística, nacional e internacional, tienen sus sedes en la Comunidad de Madrid. Así lo ha asegurado Ignacio Gónzalez, el presidente de la Comunidad de Madrid, en la visita que ha realizado en el centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares, desde se envían los pedidos de los clientes a España y al resto de países de Europa y del mundo.

La Comunidad de Madrid cuenta con muchas ventajas para que las empresas del sector logístico apuesten por ella. Se encuentra en una situación geográfica estratégica en el centro de la Península, presenta una red radial de comunicaciones y transportes que aumentan su potencial como centro de negocios y además cuenta con el aeropuerto de Madrid- Barajas.

Según los últimos datos publicados por el Registro de Inversiones del Ministerio de Economía y Competitividad, en lo que va de año, una de cada cinco empresas creadas en España lo ha hecho en la Comunidad de Madrid. En el año 2012 atrajo casi siete de cada diez euros del total de la inversión en España.

Por todas estas características y “por las políticas de liberalización que impulsamos” la Comunidad de Madrid dispone de una ubicación “ideal” para las grandes empresas y proyectos. “Amazon lo sabe y de ahí que Madrid haya sido el lugar para realizar esta inversión” ha destacado González.  

El presidente también ha señalado la importancia del comercio electrónico como una “potente herramienta de internalización” que multiplica la capacidad de exportación de las empresas del sector comercial. Asimismo, también ha indicado que “se ha convertido en una de las palancas económicas más potentes en términos de mejora de la competitividad y de crecimiento y generación de empleo”.  

Amazon en España

El centro logístico de Amazon cuenta con 32.000 m² de superficie donde trabajan 220 personas, cifra que se estima alcance los 600 puestos de trabajo, entre permanentes y temporales, a finales de 2013.

Las instalaciones se encuentran divididas en tres grandes secciones: la zona de descarga, donde se recibe y verifica la mercancía de manera que los productos pasen el control de calidad, una revisión que sólo debe durar seis segundos; los almacenes, con aspecto de biblioteca, donde todos los productos son ordenados mediante un sistema de etiquetas y coordenadas que son registradas informáticamente; y la zona de empaquetado, donde se escoge el tipo de caja o envoltorio idóneo para cada producto.