Mercadona comienza la construccion del centro logistico de Vitoria

Las infraestructuras viarias y ferroviarias son las que reúnen la mayor parte del negocio de obra civil del país.

El valor de los trabajos de construcción en obra civil, tras haber superado los 21.500 millones de euros en 2015, mantendrá en 2016 una tendencia negativa, como resultado del descenso de la inversión pública en infraestructuras, según el Observatorio Sectorial DBK de Informa. Así, en el conjunto de 2016 el valor de la producción en España podrá descender en torno a un 9%, registrando 19.500 millones de euros.

Las infraestructuras viarias y ferroviarias son las que reúnen la mayor parte del negocio de obra civil del país, representando en cada caso entre el 25% y el 30% del valor total de la producción de 2015. La construcción de infraestructuras hidráulicas ha obtenido un peso del 15% y el resto de obras ha representado el 30%.

En cuanto a la licitación oficial en obra civil, tras haber caído un 34% en 2015, en los nueve primeros meses de 2016 se ha contabilizado un descenso del 11% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

En los últimos años, las constructoras españolas han potenciado sus operaciones en mercados exteriores. Las cincuenta primeras empresas del sector en 2015 alcanzaron el pasado año una facturación conjunta en el segmento de obra civil en el extranjero superior a los 3.200 millones de euros, un 10% más que en 2014.

Por su parte, en enero de 2016 el número de empresas con actividad de construcción se ha situado en 73.771, un 1% menos que en 2015, consolidándose la tendencia de moderación en el ritmo de desaparición de empresas. En los últimos años se ha registrado una reducción del tamaño medio de las constructoras, como resultado de la caída de la actividad en el conjunto del sector.

En el ámbito de la obra civil, en 2015 solo 20 empresas facturaron 60 millones de euros o más en España, frente a las 50 empresas que se situaban en este rango de ingresos en la década pasada.

La actividad presenta un notable grado de atomización, aunque cuenta con una concentración algo mayor que el conjunto del negocio de la construcción. Las cinco primeras empresas en términos de facturación en obra civil en 2015 reunieron una participación conjunta del 10,8% del valor total de la producción en España, concentrando las 10 primeras empresas el 15,5%.