Informe Peajes a los vehículos comerciales pesadospuede descargarse en este enlace el análisis elaborado por la Agencia Europea del Medio Ambiente (disponible en inglés en formato pdf, de88 páginas, y 4 Mb)

La contaminación atmosférica sólo de los vehículos pesados de transporte de mercancías cuesta a los países miembros de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) entre 43.000 y 46.000 millones de euros al año en coste sanitario, lo que supone casi la mitad de los aproximadamente 100.000 millones de euros que cuesta la contaminación atmosférica de todos los medios de transporte.

Así lo refleja un análisis de la AEMA que se acaba de hacer público y que aunque reconoce que las economías europeas dependen del transporte de mercancías de larga distancia, “hay un coste oculto, que se paga en forma de reducción de años de salud y como pérdida de vidas humanas”.

Con este estudio, la Agencia Medioambiental Europea se posiciona claramente en favor de la directiva de la Euroviñeta al entender que “los ingresos de esos gravámenes deberían invertirse en transporte sostenible”.

Según el informe, aunque los niveles de contaminación atmosférica han disminuido de manera significativa en los últimos años, siguen siendo un problema en algunas partes de Europa, donde los vehículos pesados de transporte de mercancías pueden ser un factor importante. De hecho, el gasóleo, utilizado por la mayoría de los vehículos pesados, causa más contaminación atmosférica por kilómetro que otros combustibles como la gasolina.

Por ello, para los autores del estudio no resulta extraño que “los vehículos pesados generan el 40-50% de la contaminación por óxido de nitrógeno derivada del transporte por carretera en los países que abarca la AEMA”.

Además, el coste de la contaminación atmosférica de los vehículos pesados es hasta 16 veces superior cuando comparamos entre países europeos, señala el informe. Así, el coste medio más alto de la contaminación de un camión de categoría Euro III de 12 a 14 toneladas se encuentra en Suiza, con casi 0,12 €/km.

Los costes también son elevados en Luxemburgo, Alemania, Rumanía, Italia y Austria, en torno a 0,08 €/km. Esto se debe a que los contaminantes causan más daño allí donde hay una mayor densidad de población, o en regiones interiores sin litoral o zonas montañosas, donde la contaminación no se puede dispersar con tanta facilidad.

Los cálculos muestran que los camiones más nuevos tendrían un impacto reducido y, por lo tanto, un coste menor. Los camiones de la clase Euro 4, que tienen hasta 6 años de antigüedad, o Euro 5, hasta 3 años, causarían un 40-60% menos de costes externos en los mismos corredores de transporte de mercancías.

De esta forma, el informe señala que imponer un gravamen a las empresas de transporte por los costes externos de la contaminación atmosférica incentivaría la adopción de tecnologías más nuevas y limpias, según el informe.