La contratación de espacio logístico en Barcelona en el ejercicio 2015 ha alcanzado los 550.000 m², lo que supone un aumento del 93% con respecto a la contratación en superficie logística en 2014, según cifras de la consultora Cushman & Wakefield.

Los datos de los últimos ejercicios facilitados por la consultora no reflejan un nivel de contratación que se acerque a esta cifra. Desde 2010 y hasta el ejercicio 2014, la contratación en la ciudad condal ha venido oscilando entre los 321.242 m² de 2012 y los 261.704 de 2013. 

Las principales operaciones que han tenido lugar en la provincia de Barcelona durante el último ejercicio se han realizado en el Penedès y en el Vallès Occidental y Oriental.

Además, la absorción de espacio industrial sigue también en aumento y registra también su mejor año desde 2010. La demanda para este tipo de espacio ha vuelto al mercado y los 253.000 m² que se han contratado en 2015 representan un incremento del 24% sobre los registros de 2014.

En cuanto a la renta prime, tras cinco años de estabilidad, esta ha cerrado el ejercicio con la tendencia al alza ya registrada en el tercer trimestre y se sitúa actualmente en 5,50 €/m²/mes para los mejores activos logísticos ubicados en zona prime, registrando un aumento interanual del 10%.

En el resto de zonas la renta logística también ha registrado un aumento significativo respecto al ejercicio anterior, situándose al cierre de 2015 en los 3,25 €/m²/mes.

En cuanto a la tasa de disponibilidad global ‘Triple A’ de producto logístico, esta ha aumentado ligeramente y se sitúa en el 10,88%. Esta situación se explica por la disponibilidad de dos nuevos proyectos logísticos, que suman un total de 39.800 m² y se ubican en Martorelles y Sant Sadurní d’Anoia.