Pese al impacto de la pandemia en la cifra de negocio de Stef, el grupo galo confía en la diversificación de actividades para mejorar la situación este 2021.

Durante los últimos tres meses del pasado 2020, la compañía francesa tuvo una cifra de negocio de 824,3 millones de euros, un 7,2% por debajo de los registros del último cuarto de 2019.

De dicha cantidad, 505,8 millones de euros corresponden a sus actividades en Francia, con un retroceso anual de un 6,9%, 207,5 millones de euros son por sus negocios internacionales, que también presentan un descenso de un 5,4% con respecto a 2019.

La actividad de Stef en Suiza y España pone la nota positiva, ya que la firma de contratos en el mercado helvético y el crecimiento de la actividad en el gran consumo español han impulsado las cifras de negocio de ambas filiales nacionales a números verdes durante los últimos tres meses del pasado ejercicio.

Por otra parte, también es significativo el avance que ha experimentado la rama marítima del operador logístico galo el último trimestre de 2020, en el que se ha disparado un 53,5% anual, hasta totalizar 18,1 millones de euros en el período.

El año pasado ha sido un ejercicio de intensa actividad para Stef con la adquisición de las operaciones de Nagel en Italia, Bélgica y los Países Bajos.